viernes, 11 de octubre de 2013

3E: El Futuro es Ayer

Aprendiendito
Año 2013: los coches no vuelan, no hay ciudades en La Luna y no solo no convivimos con robots, sino que los andaluces siguen llamándolos "roboces". ¿Este es el tecnomundo que nos prometíais, cantamañanas? ¿Cuándo vamos a salir de la puñetera Edad Contemporánea, cuando saquemos un 5 en el dado? A lo largo de 110 miunitos repasaremos a nuestra manera la evolución tecnológica a través de diversos campos: inventos frustrados, chanchullos vergonzantes, dispositivos obsoletos, tropiezos electrónicos, trampantojos excelentes y congrios panameños.

3 comentarios:

  1. Hace unos años trabajé en la sección de documentación de una comisaría, hablando en plata, haciendo DNIs. Me pilló de plano la transición del DNI normal al electrónico y quiero compartir mi experiencia con el mundo.

    Mientras el trabajo en el DNI antiguo consistía en recoger los datos del ciudadano, darle un resguardo, decirle que volviera en 40 días y enviar la ficha a Madrid para que ellos fabricaran la tarjetita, en el DNI electrónico la tarjeta se fabrica allí mismo, delante del que se hace el carnet. No sé cómo funcionará ahora, pero en mis tiempos eran como diez minutos de tener la tarjetita insertada en el lugar correspondiente, mientras los datos digitalizados del usuario eran metidos en el chip, y tú aprovechabas para explicarle qué es un certificado digital y para qué sirve. La reacción más habitual era: "¿Y yo para qué quiero eso?" Los abuelitos, muchos de ellos a duras penas sabían firmar, no podían evitar reírse mientras yo, intentando parecer muy seria, les explicaba que aquello servía para meterlo en un ordenador y ver su vida laboral o hacer la declaración de la renta. "¿Un orde... qué? Oye, que yo vivo en una masía a diez km de Morella, ¿para qué quiero eso?" "Es que como usted es mayor de edad, el gobierno me obliga a dárselo". Y allá que se iba el señor con una cosa que no iba a utilizar en su puñetera vida y que cayendo en malas manos igual le metía en un lío, pero eh, qué modernos somos que les hemos dado un certificado electrónico a todos los mayores de 18 años de España. Aunque nuestra conexión a internet sea caquita y no haya forma de encontrar lectores de DNI electrónicos en ninguna puñetera tienda de informática en 100 km a la redonda.

    Y luego estaban mis preferidos, los conspiranoicos: "A mi hazme el antiguo que no quiero que el gobierno me controle". "Esto no será para comprobar si tengo la Marca de la Bestia, ¿verdad?" "¿Y el chip ese no se lo podéis poner a mi niña en el brazo? Es que va a comenzar a salir por las noches y quiero tenerla controlada" "¡Eh, repítemelo que he salido feísima en la foto! ¿Por qué no es en color?" "Pues para el carnet de autobús me hicieron la foto ellos mismos y no tardaron tanto en hacérmelo". Y así.

    En resumen, de todos los inventos tontos del Gobierno de España, el DNI electrónico está, si no en la cumbre, muy cerca de ella.

    ResponderEliminar
  2. Es que tienen razón joder, el proceso para hacerse el DNI-eh? es decimonónico

    ResponderEliminar
  3. Otra cosa, este podcaste me ha herido. A mi me dieron una Megadrive por concursar en Telecinco en el VIP Guay. El mejor regalo que me han hecho en mi vida. Eso sí, tardaron lo suyo. Además se da la coincidencia de que también he currado haciendo el teletexto de Telecinco hara unos cinco o seis años y no soy un simio, ni un epsilon ni ninguna de las chorradas que habéis soltado. Un abrazo.

    ResponderEliminar